El rediseño de la imagen de Burger King

Después de medio siglo Burger King se ha animado a renovar su imagen. Dentro de este cambio, más de trece mil restaurantes en casi 100 países y sus envases de patatas fritas, bolsas, envolturas de hamburguesas y bebidas han tenido que adaptarse a la nueva imagen.

 

La empresa encargada de realizar este trabajo ha sido Turner Duckworth Design, donde tuvieron claro desde el principio que el posicionamiento de la marca debía apoyarse en que todas las hamburguesas pasaban por la parrilla haciendo cada una diferente, añadiendo un valor único y diferencial.

 

Burger King- Buen Rollo

Siguiendo esta línea, todas las hamburguesas deben dar la sensación de poder personalizarse, por lo que hicieron un envoltorio que dependiendo de su orientación se puede leer Cheeseburger o Hamburger. La imagen de una paleta para dar la vuelta a las hamburguesas está presente con el símbolo de una llama que evoca a la parrilla donde están hechas.

 

Las patatas fritas van en unas bolsas que tienen dibujada una patata salpicada con kétchup y que simula una sonrisa lamiéndose lo labios.

 

Para las bebidas, los vasos incluyen ilustraciones con mensajes positivos para mantener el espíritu optimista de la marca.

 

Burger King- Buen Rollo

 

Como no podía ser de otra manera, las bolsas “take away” están decoradas con los colores de la hamburguesa (verde, rojo, marrón y amarillo) que, de una manera abstracta y con intención, evocan «grandes sabores».

 

Sin dejar de ser “fast food”, la marca debía dar un aspecto personal, por lo que todos son diseños personalizados que dan la sensación de haberse hecho cada uno a mano, como sus hamburguesas pasadas por la parrilla.

 

#debuenrollo

Burger King- Buen Rollo

COMPARTIR

Escribe lo que pienses