La importancia de un plan de comunicación para las empresas

Con la crisis económica que estamos viviendo en estos momentos las empresas de lo primero que prescinden es de un equipo/departamento que se encargue de la comunicación. Pero eso es un error porque toda entidad constituida por humanos necesita relacionarse, transmitir, interna y externamente, sus opiniones, reivindicaciones, necesidades o logros.

 

Da lo mismo que sea una empresa que una asociación de profesionales dedicados a la investigación en cualquier rama. Es prioritario darse a conocer, “vender” su actividad, hacer Marketing de su gestión, si se quiere permanecer en el mercado o recibir la aquiescencia de la sociedad un plan de comunicación permitirá trazar una línea de propósitos que determina el cómo se pretende lograr los objetivos. Esta imperiosa necesidad de comunicar, de transmitir al exterior y al interior de la institución, debe hacerse de forma metódica y sistemática, a través de una correcta planificación y tras un previo análisis de aquellas circunstancias del entorno que pudieran influir en el proceso.

 

Pero el proceso de comunicación es importante que comprometa a la mayoría de los actores de la empresa, ya que el grado de éxito, en gran medida, dependerá del nivel de participación con que se impliquen.

 

Una vez analizado el entorno en el que se desenvuelve y fijados sus objetivos a corto y largo plazo, selecciona las estrategias más adecuadas para lograr esos objetivos y define los proyectos a ejecutar para el desarrollo de esas estrategias.

 

Debe considerarse, siempre, un horizonte temporal puesto que se realiza para operar en un futuro, más o menos, inmediato. De ahí que el Plan de Comunicación deba plantear los criterios básicos tanto de la Comunicación Externa como de la Interna, durante un período previamente acordado.

 

Su importancia es tal que, durante ese período de tiempo, va a constituirse en el instrumento que marcará los criterios, políticas y estrategias de comunicación de la institución y que, de ser incorrecta su formulación, provocará una pérdida de imagen y, como consecuencia, una disminución de las ventas de la compañía o un deterioro de su reputación.

 

Fundamentalmente, un plan estratégico de comunicación produce beneficios relacionados con la capacidad de realizar una gestión más eficiente, liberando recursos humanos y materiales, así como promoviendo la participación del receptor, para que éste intervenga de manera directa en el proceso.

COMPARTIR

Escribe lo que pienses